Patri

fotosmaq · mayo 26, 2016 · Blog, Boudoir · 0 comentarios

Patri y yo nos conocimos en un evento y lo que menos se me podía haber pasado por la cabeza en aquel momento es que, tiempo después, acabásemos haciendo una sesión de boudoir, pero eso fue lo que pasó.

Varios encuentros puntuales, sin ni siquiera haberlo hablado, a lo largo de casi un año y la maravillosa mujer que se escondía detrás de los cosplays, resultó ser una modelo como pocas. Lo que iba a ser una sesión sencilla, se convirtió en más de cuatro horas de fotos continuas y mucha conversación.

Aquí os dejo una pequeñísima selección de lo que pasó esa tarde.

Lo siento, el formulario de comentarios está desactivado